Seleccionar página

No suelo prestarle mucha atención a los comienzos de año, y este año no ha sido la excepción, pero hace unos días leí un artículo interesante cuyo postulado principal decía «Find The Thing You’re Most Passionate About, Then Do It On Nights And Weekends For The Rest Of Your Life«, que en castellano sería mas o menos «Busca lo que más te apasiona en la vida, y entonces haz eso por las noches y en los fines de semana por el resto de tu vida». Al principio no pude estar más de acuerdo con la idea, porque debo decir que me siento afortunado de poder trabajar haciendo lo que más me gusta y realmente puedo decir que «hago lo que me gusta y me pagan por ello». De todos modos debo decir que esto no ha sido siempre así en mi vida y aunque en mi trabajo disfruto de lo que hago hay ciertas cosas que me gustarían hacer y el tiempo no lo permite y este postulado me hizo reflexionar un poco.

Cuando lo que tienes que hacer la mayor parte de tu tiempo no es algo que te apasiona

Resulta que hay muchas veces en la vida en las que lamentablemente no podemos decir lo que tenemos que hacer la mayor parte de nuestro tiempo es nuestra pasión de vida. ¿Que hacer en estos casos?

Hace unos años me tocó trabajar en cumpliendo una función que no era la que más me agradaba tanto por lo que debía hacer como por los horarios en los que tocaba trabajar. Pero apenas estaba estudiando en la universidad, no tenía mucha experiencia como para arriesgarme a hacer lo que me gustaba por mi cuenta y por lo tanto no tenía demasiadas opciones. No me mal interpretes, estoy muy agradecido por haber tenido ese trabajo, pero hay veces en las que lo que haces no es lo que te gusta. En esa época leí por ahí o alguien me comentó una idea que dice que conviene más «gustar de lo que se hace que hacer lo que a uno le gusta». En base a esta idea, mi perspectiva de las cosas cambió. No es que todo de repente me gustara mágicamente, pero poco a poco empecé a disfrutar de ese trabajo, hasta consideré continuar haciendo ese trabajo como medio de vida. El trabajo era el mismo pero la actitud cambió. Tiempo más tarde, tuve la oportunidad de apostar por lo que me apasionaba y al final, con esfuerzo y sacrificio, puede terminar trabajando lo que me apasionaba como medio de vida, pero esa es otra historia.

Hazlo en las noches o fines de semana

Como sea, ya sea que hagas lo que te gusta y te pagan por ello -o no-, seguramente tienes algo para lo que normalmente no tienes tiempo y dices que lo harás cuando tengas tiempo (pintar, cantar, dibujar, tomar fotos, salir en bicicleta, o lo que sea que te apasione). Decide empezar, planifica tu tiempo, y seguramente tendrás algún hueco y sino, como dijo David Ferguson, hazlo en las noches o durante los fines de semana. Yo lo he decidido (ya veremos que sale).

¡Feliz año!